Industria textil: Una Obsolescencia programada

El vestuario, se podría definir como un elemento esencial en nuestras vidas, es capaz de trascender por sobre los géneros, las culturas y todo aquello que nos intenta diferenciar, transformándolo en esa noción universal que denominamos como moda, pero también, un gran pozo de dinero y desechos, donde la explotación laboral y el consumo desmedido de vestuario creado con el fin de ser renovado, a demostrado el efecto de la creación de la “fast fashion”.

La industria textil es la segunda más contaminante del mundo, luce su título a causa de todo lo oculto tras la producción de una simple prenda, y dentro de las razones esta, el uso desmesurado del agua por parte de multimillonarias empresas dedicadas al rubro textil, en consecuencia, aguas residuales con carga química, también, las toneladas de ropa basura al año y su dilatada descomposición, entre algunas de ellas.

La explotación laboral, no es excluyente, sobre todo hacia las mujeres, pero no solo incide el género, la influencia monetaria de la industria ha sido capaz de beneficiarse de los sectores más vulnerables del planeta, aprovechándose de la falta de recursos, educación y por sobre todo, dinero, en lugares donde la pobreza a da paso al atropello desmesurado de los derechos de las personas.

Por el otro extremo, algunos ya están tomando medidas al respecto, la reducción del consumo en grandes tiendas, el reciclaje textil y la re-utilización de prendas de vestir. Si seguimos la lógica de la economía circular, la tendencia del futuro, y por sobre todo del ahora, es la utilización de moda sustentable.

¿A qué denominamos “Fast Fashion”?

El concepto Moda Rápida, desde una visión ligada a lo económico; se refiere al diseño y fabricación de prendas de vestir producidas en serie y un bajo costo monetario, generando colecciones de ropa que sigan el estándar de las últimas tendencias, las que se renuevan constantemente, invitando al consumidor mediante precios accesibles a comprar, pero también a desechar.

La Fast Fashion insertó el deseo de consumo, uno que se caracteriza por ser desechable, por ende, transitorio, pero algo que lo hace muy atractivo, es lo accesible que aparenta ser, muestra su mejor aspecto al momento de vender, donde aquel “novedoso” producto hace lo suyo; acaparar la atención del consumidor.

El verdadero precio de la nuevo pantalón que te compraste, es mucho más alto del que sale en la etiqueta, la explotación laboral y la contaminación ambiental tras la elaboración de esa prenda de ropa que salió a la venta hace una semana y solo durará unos días más en la vitrina de tu tienda favorita, es extremadamente injusta, perjudicial y por sobre todo, indigna.

Empresas de vestuario como; Zara, H&M, Top Shop, entre otras, fabrican sus prendas a partir de la noción de Fast Fashion, y mediante estrategias de marketing, análisis del comportamiento de mercado, agilización de la producción y posterior distribución de la mercancía, captan a sus consumidores potenciales, introduciéndolos en un círculo vicioso del que la economía capitalista depende.

“Están haciéndonos creer que somos más ricos y adinerados porque podemos comprar muchas cosas, pero en realidad nos están haciendo más pobres, y la única persona que se esta haciendo más rica, es el dueño de la marca de Moda Rápida“.

Livia Firth, cumbre de la moda en Copenhague 2014.

La segunda industria más contaminante del mundo

¿Sabías qué la industria de la moda produce el 20% de aguas residuales del mundo? Y no solo eso, también es responsable del 10% de las emisiones de carbono del planeta. Ríos llenos de carga química, mares plagados de fibras textiles y vertedores repletos de prendas de tendencias olvidadas.

La industria textil emplea más de 100.000 químicos sintéticos en sus producciones, aproximadamente el 70% de los desechos producidos por estos, deparan en ríos, vertientes y océanos. El otro destino de la ropa es la incineración, marcas británicas como Burberry, se dedican a quemar sus productos no vendidos, es más, durante los últimos 5 años, han destruidos 116.800 millones de productos patentados por la empresa de modas.

Poliéster, una de las fibras sintéticas más producidas por la industria de la moda, hoy en día, su elaboración consuma 70 millones de barriles de petróleo al año, fabrica camisas, vestidos, buzos, etc, y se demora 200 años en degradarse, y es considerado como un textil perjudicial desde su fabricación hasta su uso.

Por otro lado, el algodón es considerado de los cultivos más contaminantes del mundo, los pesticidas destinados a la plantación de la fibra textil son en extremo tóxicos, no solo para la tierra y el agua utilizada en estos, de igual manera, para la salud de los cultivadores y habitantes de localidades de siembra, no solo puede generar enfermedades en la piel, también puede causar enfermedades mentales.

Víctimas de la moda

La explotación laboral que se vive en Bangladés (bangladesh), es extremadamente abusiva, la industria de la moda transgrede la integridad de sus trabajadores, viola sus derechos humanos fundamentales y les paga una miseria. La desprotección de parte de las autoridades y la tiranía de los empleadores, conllevo al desastre de la industria textil más grande dentro del país sudasiático; la catástrofe de Rana Plaza.

El 24 de abril de 2013, en el distrito de Daca (dhaka), capital de Bangladés, colapso un edificio de 8 pisos que alojaba cinco talleres destinados a la producción de prendas de vestir para marcas norteamericanas y europeas, murieron 1.134 personas y hubo más de 2.000 heridos graves. Los dueños del Rana Plaza y los empleadores de los trabajadores sabían que el edificio estaba agrietado, nunca hicieron nada al respecto, simplemente los dejaron morir.

Walmart, Benetton, Mango y Primark, son solo algunas de las marcas de Fast Fashion que, bajo presión de la prensa, admitieron realizar encargos a la fábrica Rana Plaza, pero fueron necesarios dos años, para que la justicia hiciera su trabajo e indemnizara a las victimas y familias de la negligente desgracia ocurrida el 2013 en Bangladesh.

32 miseros dolares recibían mensuales los trabajadores de empresas como Primark, el abuso los llevó a la muerte, los reclamos estaban, pero solo obtenían más represión, los obligaron a trabajar hasta los últimos de sus días y la justicia llegó muy tarde, si es que así se le puede llamar, ¿Quién se hace cargo de estas muertes? El dinero nunca los devolverá a la vida.

La tendencia más amigable con el medio ambiente

Los sistemas económicos lineales están destruyendo el planeta, la acumulación de dinero que a obtenido la industria textil mediante mecanismos económicos de una línea, es desbordante, y tan abundante como la contaminación que generado, es por ello que, la única opción viable para el mundo, la vida humana y la economía; es la Moda Circular.

La Moda Sustentable no solo se preocupa del cuidado del medio ambiente, y la integridad de los trabajadores que manufacturan prendas de vestir, también, maneja de manera efectiva las absorbentes necesidades de la actual economía neoliberal. Este tipo de modo, reemplazó el concepto “desechar” por REUTILIZAR, ampliando las posibilidades de uso de una prenda y su material, sin generar un impacto dañino en el planeta.

La tres “R” son fundamentales en la Moda Consciente; Reducir, Reusar y Reciclar. La primera, apunta hacia el consumo responsable en favor del ecosistema, la siguiente, nos incita a la creatividad y a utilizar prendas de segunda mano y dejar a un lado la compra de vestuario nuevo, en último lugar, el concepto reciclaje dentro de la moda, nos sugiere darle una nueva vida la tela de esa camiseta que no ocupas hace meses, el fin es encontrarle un nuevo uso.

¿Qué puedo hacer para aportar a la Moda Circular? Adquirir prendas de segunda mano es ferias o pymes, regalar, vender o donar ropa que no utilices, re confeccionar, dejar la Moda Rápida, abstenerse de compras en grandes tiendas que ejercen la explotación laboral, evitar la compra de poliéster y cuero, intercambiar vestuario, esencialmente, dejar de reproducir el modelo económico capitalista, principal enemigo de la integridad del planeta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s